La alcachofa o alcachofera (Cynaracardunculus) se acostumbra a consumir la flor, aunque es en las hojas donde se concentran las sustancias que la hacen tan beneficiosa.

La decocción de hojas de alcachofera se aplica como tónico digestivo y aperitivo para activar las secreciones gástricas antes de las comidas en casos de falta de apetito, saciedad precoz o trastornos digestivos. Los dolores de estómago, meteorismo, náuseas y pesadez gástrica pueden regularse con la toma de este producto.
La aplicación más específica de esta planta en el sistema digestivo es por su actividad sobre la función hepática y biliar; como protector hepático, está indicado en todos los casos de congestión e inflamación aguda o crónica, hepatitis, sobrecarga farmacológica, daño hepático, etc. Actúa como colagogo y colerético, de forma que muchas congestiones y disquinesias biliares se mejoran y desaparecen con rapidez al tomarla. Se aúnan en ella dos propiedades importantes que no siempre aparecen asociadas: por un lado, aumenta la secreción biliar, y, por otro, la fluidifica y activa su eliminación con un suave efecto ‘ regulador.

Contribuye a evitar la retención de líquidos. La cinarina estimula al riñón y actúa como un potente reductor del exceso de líquidos. Es importante tener en cuenta que se recomienda siempre no excederse en su consumo para evitar una excesiva eliminación de Potasio o una descompensación tensional.

Estimula la digestión al incrementar la producción de jugos gástricos. Además, la fibra que contiene nos ayuda a regular el tránsito intestinal, disminuyendo la sensación de hinchazón, distensión abdominal, gases y otras molestias intestinales en general.

Buen coadyuvante en dietas de control de peso. La fibra que contiene se hincha en el estómago al entrar en contacto con el agua, provocando sensación de saciedad y ayudando a controlar el apetito.

Ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre por su contenido de inulina, un polisacárido que regula la absorción de los carbohidratos durante su digestión, contribuyendo a reducir el índice glucémico de los alimentos.

Destaca por su contenido en antioxidantes. La alcachofera es uno de los vegetales con más contenido en antioxidantes que se conocen. Los antioxidantes son sustancias que nos ayudan a luchar contra los radicales libres y a combatir el proceso de envejecimiento prematuro. En su composición encontramos significativas cantidades de vitamina C, uno de los antioxidantes más poderosos que existen.

Los polifenoles que contienen sus hojas parecen ser los responsables de su actividad hepática, estando indicada como protector y coadyuvante en cuadros obstructivos e infecciones.

El efecto diurético que favorece permite su uso en la ictericia; es un diurético suave que, en ocasiones, debe potenciarse con otros más activos, pero su actividad hepato-biliar la hace muy recomendable. El efecto diurético aconseja su recomendación en casos de uricemia y gota, además de ser coadyuvante en el tratamiento de las cistitis y litiasis renales.


La cinarina que contiene ha demostrado acción hipocolesterolemiante, reduciendo de manera significativa las tasas de colesterol en sangre y previniendo la formación de cálculos biliares (por la relación existente entre la elevación de las tasas de colesterol y la aparición de cálculos biliares). Su efecto es mucho más suave y menos perjudicial que el de la mayoría de lipolíticos. La alcachofera es apta para el tratamiento de la arteriesclerosis en personas de edad avanzada como un coadyuvante que puede tomarse de forma continuada, impidiendo la acumulación de colesterol en las arterias y la formación de ateromas.

El efecto sobre las tasas de colesterol, unido a la suave actividad laxante e hipoglucemiante que produce, justifica la inclusión de esta planta en las dietas de control de peso y el tratamiento de la obesidad. Ha proporcionado también buenos resultados en el control de la celulitis localizada.

Se halla indicada asimismo como coadyuvante en el tratamiento de la albuminuria y activadora de la eliminación del ácido úrico.

El efecto laxante que tiene la alcachofera facilita la eliminación por vía intestinal de ácidos biliares, contribuyendo a regular el tránsito intestinal y los problemas digestivos asociados.
Muchas personas acusan la presencia de gases en el intestino cuando consumen esta planta; ello no indica una mala tolerancia, simplemente señala alteraciones digestivas que requieren una forma de toma específica y una dosificación más individualizada.

¿Donde comprar Alcachofera en LLoret de Mar?

Farmacia El Molí de LLoret de Mar

Encuentranos en Google maps: Google Maps
Farmacia especializada en suplementos nutricionales, fitoterapía, homeopatía y alta cosmética farmacéutica
Abierta 24 horas los 365 días del año
Av. de Vidreres, 146
17310 Lloret de Mar
Teléfono 972 964 655
Whatsapp: 672 425 243

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here